02 junio 2007

Mi Propiedad Privada I

La Propiedad Privada de los bienes y servicios de cada individuo debe de ser respetada, ya que el disponer de estos de la manera como se nos antoje permite que podamos satisfacer nuestras necesidades y prolongar nuestra existencia.

Hoy en día el estado se ha convertido en el principal trasgresor de la Propiedad Privada, ya sea al obtener una rebanada de nuestros ingresos mediante impuestos que hacen un promedio del 25% del ingreso anual de cada ciudadano, es decir de los 12 meses del año uno trabaja de Enero a Marzo sólo para pagar impuestos, los cuales se emplean en mantener planillas y principalmente en hacer obras de caridad, con dinero ajeno, subvencionando comida, educación, salud y “creación” de trabajo mediante obras públicas.

Otra forma de transgredir la Propiedad Privada es mediante las regulaciones para disponer de nuestros bienes, por ejemplo uno tiene por ley herederos forzosos: la esposa, los hijos y los padres y hermanos en caso supletorio, y solo puedo disponer de una tercera parte de estos a mi disposición, que puede ser para mi iglesia, mi compadre Francisco, mi gato, la enfermera que me cuidó en mis años de vejez o la causa humanitaria que yo considere.

El estado transgrede mi Propiedad Privada al determinar mediante normas locales como debo construir mi casa, por lo que requiero el aval de sus arquitectos para poder construir y si por esas mi casa ya está construida, porque es mi casa y la hice con mi dinero, PUM! me cae una multa y con orden de demolición. Cuando no estado metete. Y pensar que hay gente que pide más y más intervencionismo estatal.

2 comentarios:

garbi dijo...

Como mujer, siento que no puedo pertenecer a ninguna religión ni aseverancia política.
No encajo en ninguna.
Todas me parecen injustas.
Lástima que las mujeres no piensen así y se dejen engatuzar por religiones y politicos/as.

GATO OBJETIVISTA dijo...

Garbi, entiendo las razones que puedes tener para estar en contra de las religiones y las ideologías, todas prometen falsamente el paraiso a costa del robo y la esclavitud.

Es por eso que postulo que el ateismo y el capitalismo al permitir nuestra independencia material e interna impiden que seamos presa de los religiosos y políticos.

Te invito a que sigas leyendo mi blog, cuídate.