21 diciembre 2006

Los Creyentes no son consecuentes!

Me llama la atención que los creyentes en dios que se la pasan diciendo que hacer y que no hacer, entre sus reglas de vida está el de "rezar" (en realidad hablarle al aire) pidiendo a su amigo imaginario dios que les dé salud, bienestar y un montón de cosas, pero a la menor molestia por una gripe...van corriendo a la farmacia a comprar su antigripal...¿no deberían ponerse a rezar? y lo peor de todo que cuando se curan gracias a la medicina oootra vez se ponen a rezar a su supuesto dios a "agradecerle" el favorcito....quien los entiende?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Gato

¿Qué pasó?

¿Te dejaron sin regalo de navidad?

El Ciberpastor

GATO OBJETIVISTA dijo...

Para este gatuno no hay mejor regalo que una fuente de ceviche o un apapacho, lo demás son bagatelas.

Anónimo dijo...

Hola Gato,

Creo que la misma fuerza que hace que aprecies un apapacho como regalo, es la que hace a los creyentes rezar.

Y por cierto, es la misma fuerza que le da una ayudita a los antigripales para que funcionen ;-)

Muchos saludos,

Elga

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
GATO OBJETIVISTA dijo...

Elga, considero que la fuerza de un apapacho viene de alguien especial, en cambio la de rezar es tan inocuo como hablarle al aire.

Dudo mucho que los antigripales y los apapachos se rijan por las mismas reglas, los últimos no se pueden comprar en la farmacia.Un Abrazo.

Gato Objetivista

ana dijo...

Gracias a la medicina que comenzó en la edad media creyendo en algo tan ridìculo como LA PIEDRA FILOSOFAL.
CUYOS FUNDAMENTOS SE REMONTAN A LA ANTIGUA PERSIA(VARIAS PROVINCIAS IRANIES SON FARSI)El otro día un árabe me dijo que el del apellido difìcil tiene un islamismo basado en MOLOC Y BAAL.