21 setiembre 2007

Un Milagro

Un Milagro

Se define un milagro como un acontecimiento fuera de la común que trae un beneficio inesperado a instancias de una entidad superior como un santo o el gran jefe.

Entonces si dios que es un dechado de perfección e hizo así a la realidad, al corregirla, ¿no estaría reconociendo que cometió un error?, que metió la pata y le echa un poco de liquid a su gran obra, ¿como el gran todopoderoso pudo errar en un detallito?, ¿será que eso de su omnisciencia es solo un cuento?

En el terremoto del 15 de Agosto en Ica, murieron aproximadamente 600 personas, de las cuales la mitad encontró la muerte al interior de las iglesias en las que se encontraban orando, es decir van a rezar a su ser todopoderoso y este en vez de escucharles o hacerse el loco por lo menos con tanto pedido ¡PUM! los fulmina en menos de dos minutos.

En la Iglesia del Señor de Luren murieron muchas personas, pero se salvó una imagen...
y es un milagro.(Plop!)

Gato Randiano

3 comentarios:

ana maria parente dijo...

La gente que murió cumplió su destino.
Es tan espantoso un terremoto.Yo viví por casualidad los más atroces que tuvo Chile(modificaron su geografía en la zona sur).
El movimiento comenzó como un inmenso vacio que nos succionò y luego la tierra comenzó a ondearse como si estuviésemos en un barco atravesando las ondas del mar.Cuando la onda cambiaba saltábamos como marionetas.Esa circunstancia te hace pensar en algo superior a vos que te contiene.
El terror que se apodera de los lugares costeros ante el posible avance del mar es apocalíptico te hace sentir que no tenés forma de escapar.
Una experiencia así no deja un ateo"que tenga algo que decir"por lo menos del susto que provoca.

GATO RANDIANO dijo...

Ana María, que feo destino que tuvo esa gente (!) incluso niños, madres de familia y ancianos.

Si hubiese alguien "superior" y ve toda esa desgracia y no mueve un dedo para evitarla, debe ser alguien terriblemente perverso, no crees?.

Saludos

Gato Randiano

ana dijo...

No Gato ,yo caí por una banquina de por lo menos tres metros

una noche de copiosa lluvia .Ibamos ,mi esposo manejando ,yo embarazada de seis meses,atrás mi madre y mi tìa llevaban a mi hijo en la cuna portatil sostenida por ambas.
En medio de la caìda me encomendè a Dios Vigen María angeles santos etc etc.
El auto patinó para adelante y para atrás y no volcò.
Al otro dìa el tractorista y choffer de colectivo que nos sacaron decìan que era imposible que,niel auto se hubiese dañado.
Yo pensé que iba a morir y más que un ruego fuè una entrega.